,   |  15 comments  |  

Fragmentos JdAmor · Historia 4ª


Aunque me queda poco de la cuarta historia, debido a ciertos contratiempos y determinadas circunstancias, no estoy avanzando mucho estos días, por ello he decidido subir algunos nuevos fragmentos para que veáis que no he tirado la toalla ;)

Aquí os lo dejo.




[...]Pero el métrico bombeo apenas duró unos instantes, bruscamente quedo interrumpido y su corazón empujado a un nuevo descompensado latir al encontrar a Morgan en el vestíbulo de su planta. Esperaba el ascensor con las manos, en un gesto huraño, metidas en los bolsillos delanteros de su pantalón de lino azul, la cabeza inclinada hacia delante, el ceño enérgicamente fruncido y un adusto destello en sus ojos.
—Morgan-kun… —se sorprendió.
—¿Qué? —replicó malhumorado, dedicándole una huidiza mirada de sorpresa que se apresuró en sustituir por otra de manifiesto malestar.
—¿Dónde vas?
—A mi casa —replicó tratando de esquivar al japonés para entrar en el ascensor—. No pensarías que me iba a quedar esperando en el hogar el regreso del marido crápula como si fuera un ama de casa acomodada y frígida, ¿verdad?
Kato salió del ascensor, agarró a Morgan por el antebrazo y tiró de él arrastrándolo consigo.
—No lo hagas, Morgan-kun —le pidió obligándole a volverse hacia él—. Por favor, no te marches.
Morgan le dirigió una suspicaz mirada. Había esperado una agria replica, tal vez un par de pomposas frases para hacerle patente lo inadecuado de su observación, incluso algo parecido a un resoplido acompañado de ese gesto despectivo, que con tanta habilidad ejecutaba, de levantar el extremo de una de sus ceja. Pero no había pensado en la posibilidad de que Kato tratará de contraatacar con un ruego.
Quiso zafarse de su agarre y lo logró sin mucho esfuerzo. Pero el japonés le asió de nuevo fuertemente del brazo y retrocediendo forzó a Morgan a seguirle hasta que la pared que separaba su puerta de la del vecino se interpuso en su marcha obligándolo a detenerse. La cabeza de Kato chocó contra la reproducción de una acuarela marina de Winslow Homer que colgaba del muro, haciéndola oscilar peligrosamente. Rodeó la cintura de Morgan con el brazo, apresándolo contra su cuerpo al tiempo que le tomaba el rostro con una mano para acercarlo al suyo.
Morgan apoyó con un golpe seco las manos a cada lado de la cabeza de Kato para intentar mantener una exigua distancia.[...]

[...]El japonés, con la boca llena de limonada, sacudió la cabeza en señal de disconformidad, pero su gesto quedo palatalizado cuando notó que Noel se detenía en seco.
—¡Qué coño…!
Kato miró hacia el lugar del que provenía el exabrupto y vio parados a menos de un par de metros de ellos a Karel y Morgan. El publicista sonreía con una mezcla de felicidad y sorpresa, mientras que su amigo, con los labios que acababan de proferir tan soez exclamación rígidos en una mueca furiosa, les dedicaba una mirada incandescente y ominosa que iba incesantemente de de Noel a él. Trató de tragar con celeridad el líquido que descendía por su garganta, pero el resultado fue un repentino y violento acceso de tos que le hizo doblarse en dos.
—¡Anda, mira! —Noel le golpeó repetidamente la espalda al tiempo que le dedicaba a Morgan una ancha sonrisa—. ¡Qué casualidad! ¡Pero si son Karel y su amiguito!
—Noel —El publicista movió divertido la cabeza—. ¿Qué haces aquí?
El modelo dejó a Kato sacudido por los últimos estertores de su ataque de tos para aproximarse al publicista con un par de zancadas y los brazos abiertos.
—¡Cariño, te he echado de menos!Karel se escabulló con rígido gesto de entre sus brazos.
—Contente, hombre —protestó echando un vistazo a su alrededor con aprensión—. La gente mira.
Noel, guardando una distancia de él que quedaba muy lejos de ser discreta, se inclinó sobre su rostro.
—Cariño, te he echado de menos —susurró y bajo la sombra de la visera, sus ojos se tornaron dulces.
El publicista retiró la cara hacia un lado y farfulló algo entre dientes tratando, sin lograrlo, de mostrarse más molesto que complacido.
Sin apartarse de Karel, el modelo volteó la cabeza en dirección a Morgan.
—Hola, a ti también.El aludido apretó los dientes y sus labios se tensaron en una mueca de obstinado silencio.
—¿Por qué estás aquí? —El publicista, ocupado en cerciorarse que nadie a su alrededor mostraba interés por sus asuntos y los de Noel, no se percató de la emergente cólera de Morgan ni de la actitud extrañamente retraída de Kato—. ¿A que has venido?[...]

[...]—Lo siento —se disculpó moviendo el muñeco en el aire como si navegara sobre unas olas imaginarias—. No he logrado que esa tacaña soltara el oso panda.
Antes de que Karel pudiera aclararle lo aliviado que la tacañería de la mujer de la barraca le hacia sentir, el modelo le puso el pato entre las manos y se aproximó a Kato moviendo la cabeza desaprobador.
—¿Por qué no dejas la etiqueta para otra ocasión? —le reconvino. Sin darle tiempo a reaccionar le quitó la chaqueta, la dobló y se la apoyó en el brazo—. Vas a marearte con esta ropa y el calor que hace —Con gesto afectuoso le abrió el nudo de la corbata y le desabrochó los primeros botones de la camisa sin que el japonés mostrara resistencia alguna—. ¿Mejor?
Kato sonrió levemente y la línea tensa de sus labios se suavizo. La trivial escena emanaba una dulce ternura de la que Karel, muy a pesar del rescoldo de celos que se avivó en algún lugar de su cerebro, no pudo evitar contagiarse, y sonrió a su vez, al tiempo que hacia un esfuerzo por recordar si alguna vez había visto una sonrisa como aquella en el imperturbable rostro del japonés.
De repente algo provocó que Kato se tensara y que su relajada actitud desapareciera. Retrocedió un poco con envarado gesto y sin apenas tocarlas apartó las manos del modelo.
—Gracias, Noel-san —dijo quedamente mirando con cuidado de reojo—. Puedo ocuparme yo.
Karel siguió la dirección de esa huidiza mirada y lo que encontró fueron los verdosos ojos de su amigo colmados de una densa y sorda furia que apenas tamizaba el punzante sufrimiento que anidaba en su fondo. Morgan contemplaban directamente a Kato con su boca endurecida por una mueca silenciosa y amarga y un rostro nublado por una amalgama de aflicción y orgullo herido. La cabeza inclinada hacia un lado, los hombros encogidos un poco, los brazos rígidos empujando con saña unos cerrados puños en el interior de los bolsillos.
El publicista, casi tan estupefacto como alarmado, vislumbró el desastre. No era capaz de discernir el porque de su cólera, ni aventurar cual sería la forma que tomaría para desatarse, pero sabía que Morgan era en esos momentos el maquinista de un tren apunto de descarrilar que no tenía intención alguna de evitar el desastre.
—¿Qué tal si vamos a por unos nachos? —propuso con una temblorosa mueca que trataba de parecerse a una despreocupada sonrisa. Agarró a Morgan por el brazo y tiró de él—. He visto un puesto no muy mugroso pasando la entrada del Astroland.
Su amigo, sin despegar los labios, se mantuvo inmóvil.
—Éste es para ti —anunció inesperadamente Noel, ajeno a la creciente aprensión de Karel y al volátil estado de Morgan.
Metiendo la mano en el bolsillo delantero de su pantalón, sacó un pato gemelo del que le había dado al publicista y lo colocó entre las manos del japonés.
—¡A por nachos! ¡A por nachos!—canturreó Karel, más nervioso que alegre, sin conseguir que Morgan se moviera de donde tenía clavado los pies.
—Parece que os lo estáis pasando muy bien —observó éste con un deje claramente cáustico—. ¿Recordando viejos tiempo? Si queréis os dejamos solos para que podáis continuar donde lo dejasteis aquella noche en Matsushima.
Karel no supo si había entendido bien el sentido insidioso de las palabras de Morgan, pero la incredulidad que asomó al rostro del modelo y la palidez que se extendió por el de Kato, hicieron que el estomago le diera un violento vuelco.[...]

15 comentarios:

YUSHARA dijo...

¡HOLA!,por fín he conseguido entrar y saber donde dejar un comentario. Me alegra que no tires la toalla, a mi no me importa esperar lo que sea con tal de leer esta historia.

Un saludo Yushara.

Dorianne dijo...

Nut, tranquila. Nadie te obliga escribir cuanto antes, sólo tú misma a ti misma. Así que no te agobies porfa, que te quiero mucho!

azalea67 dijo...

Nut tu a tu aire cuando lo tengas bien recibido sera..
Decirte que como siempre sublime me encanta el enfoque de los celos de morgan y la interactuacion de ambas parejas se hace mucho mas emocionante..
Gracias por escribir..

yuuko dijo...

jajaja, me encanta, tengo el presentimiento de que me lo voy a pasar pipa leyendo este capi, graciaas Nut!!! ^^

Isabel dijo...

Se intuye que ha habido algún encontronazo entre Morgan y Kato referente a Noel pq no es normal ver al japonés tan retraido y cortado con el modelo en presencia del publicista, ¿no?.

Sea como sea, ahhhhh qué ganas de leerlo; pero ya sabes lo primero es lo primero: lo importante es que estés bien.
Un saludín

Pervertida Master dijo...

Dios, cada vez me entran mas ganas de leer el capitulo 4 *_*


Pero me has descolocado tela con estos avances O__o

Anónimo dijo...

gracias, gracias.

Me imaginaba que después de tan buen final en la historia anterior esta iba a ser´picantita.

Con esto tenemos para aguantar hasta el final sin abstinencia, no te apurés que seguro el secreto para que tus historias sean tan buenas es el tiempo que te tomás.

Gracias de nuevo.

Tazhia

Angeli dijo...

ay, ay problemas, problemas >.< espero que nadie termine con más de un ojo morado u.ü

Gracias por tu esfuerzo Nut.

LadypurlE dijo...

Necesitaba algo como esto para lidiar con mi abstinencia de JdA xDDDD empezaba a enfermarme lo jurooo!! Muero por leerlo completo nut ^____^ ya te lo he dicho, se que será genial *W* mis mejores vibras ya lo sabes, y mucho pero mucho ánimo!! Te dejo un beso y un abrazo ^_^

Patts.

Por cierto, espero que cuando subas a amor yaoi no batalles tanto :( yo llevo dias tratando de subir uno de mis fics y me ha sido imposible por que me solicita escribir el texto T_T y el formato HTml jamás he podido usarlo TxT mucha suerte con eso también!!

Stella dijo...

Gracias 1.000, gracias 1.000,gracias 1.000...lalaralalala
Gracias por el avance, ya tenía "monillo", aunque nadie te obliga a escribir, planteatelo como un bien común (común a tus lector@s) así que sin meterte prisas. Por favor no tardes tanto....
BSSSSSSS

maloroga dijo...

Hola Nut

Me volvi tu fan asidua desde que lei juegos de seducción, y estoy feliz al saber que continuas con la pareja de Kato y Morgan, ya que Kato es mi favorito. Espererare el tiempo que sea nacesario para la continuación, porque vale le pena la espera.
Tus demás obras, tambien son excelentes, ya me las lei todas, gracias por todo tu esfuerzo y trabajo.

usagui_hiwatari dijo...

Tu tranquis NUT, todo a su tiempo cuando lo tengas listo seremos felices, pero mientras haz las cosas a tu ritmo, que así es mejor.

¿Qué te digo del avance? ME ENCANTÓ como siempre me dejas pensando las cosas y dando vueltas y vueltas al asunto.

Cuidate mucho, te mando un beso, ciao!

Nut dijo...

Gracias, se agradece infinitamente vuestro apoyo.
No se que haría sin vosotras ^^

laliviqui dijo...

Es la primera vez que entro por aqui , aunque he seguido todos tus relatos desde hace tiempo.
Me ha encantado este avance de la 4 historia y lo que mas me ha gustado es que las dos parejas interactuan juntas y es que si por separados son maravillosos , los cuatro juntos wooooohh no hay palabras.
No te preocupes por lo que puedas tardar , tu a tu ritmo que esperaremos lo que haga falta .
Muchisimas gracias por tus relatos me hacen muy feliz .
Besos

Verónica Daniela dijo...

hola;tambien es la primera vez q entro x aca,pero queria decirte Q YA NO NOS TENGAS MAS EN SUSPENSO!!!!Acrecentado por los fragmentos!!!!porfa publica ya que estamos locas por saber que pasa amamos tus relatos
besos